Medicamentos vintage en España: los laboratorios Miret

Medicamentos vintage en España: los laboratorios Miret

En el libro Colectanea, del historiador de la farmacia catalana Ramon Jordi Gonzalez, aparecen varios farmacéuticos apellidados Miret, establecidos desde el siglo XVIII en diversas zonas entre Cataluña y Aragón.

En este artículo, agrupamos algunos laboratorios que comparten este mismo nombre, Miret, y que a finales del siglo XIX y principios del XX, comercializaron especialidades farmacéuticas de mucho éxito, que forman parte de nuestra colección.

Laboratorio Miret de Sant Pere de Ribes

En las poblaciones de Vilanova i la Geltrú, Vilafranca de Penedès i Sant Pere de Ribes destaca una saga de farmacéuticos Miret. La familia Miret que encontramos en estas zonas parece proceder de una población del Penedès, Sant Martí Sarroca, donde aún existe una importante masía llamada Cal Miret.

Su origen se remonta al siglo XVIII. El precursor de esta familia de apotecarios fue Ramon Miret Montserrat (1728-1790), que instaló una farmacia en los bajos de su casa. A Ramon lo sucedieron sus tres hijos, Vicens, Joan Jaume y Gaietà. Todos ellos también están referenciados en Barcelona, donde se desplazaban para aprender y ser acreditados como farmacéuticos. A partir de 1854, sus descendientes se trasladaron a Vilanova i la Geltrú.

Parece que Salvador Miret Massó, precursor del Rob-Vida Miret, también provenía de este linaje farmacéutico. Salvador se instaló en Barcelona hacia el año 1917, y adquirió una farmacia donde preparaba el Rob-Vida. Posteriormente, se estableció en Sant Pere de Ribes, donde creó un laboratorio de especialidades farmacéuticas que cerró en 1965. Como curiosidad, también fue alcalde de esta misma localidad entre 1930 y 1931.

Su producto más destacado fue el Rob-Vida Miret, un dietético presentado en forma líquida en tres versiones: dos para alimentación de las madres (uno para el embarazo y otro para la lactancia) y otro para la alimentación del niño.

El nombre “Rob” es una palabra antigua sinónima de “arrope”, que designa generalmente una bebida elaborada por la concentración hasta la consistencia de jarabe de zumos de frutas. Se podía añadir miel o azúcar hasta que su consistencia fuese espesa. Se usaba como excipiente para incorporar medicamentos.

El producto que podemos ver a continuación recibía este mismo nombre pero se presentaba como una horchata.      

La composición del Rob-Vida nº1, que podemos ver en la foto, era a base de fosfato sódico, tintura de nuez de cola, tintura de quina, tintura de cuasia y tintura de nuez vómica. La publicidad indicaba que atenuaba los dolores y molestias propias del embarazo, que contribuía al desarrollo del feto y que fortificaba a la madre predisponiéndola a tener un parto feliz y a tener abundante leche para la lactancia.

El Rob-Vida nº2 también incorporaba plantas galactógenas y aportaba caseína y grasas. El nº3, creada a posteriori, contenía cloruro cálcico, cloruro magnésico, pepsina, tintura de tomillo, tintura de canela y jarabe de azahar, con intención recalcificante y digestiva.

Así mismo, también comercializó otro específico llamado Conolaxante Miret.

El producto se hizo muy popular y se anunció en periódicos de todo el país, especialmente en Cataluña.

Hacemos mención especial a los anuncios publicados en la revista En Patufet en 1930.

Otro tipo de publicidad usado para estos productos consistió en la creación del “carnet de infancia”, un carnet publicitario editado por los laboratorios Miret para anotar el seguimiento de la salud del bebé.

 

Laboratorio Natalio Miret de Barcelona

En 1894, Natalio Miret Izarbez se instaló en el actual barrio de Gracia de Barcelona. Su hermano, Alberto Miret, ejerció durante muchos años de boticario en Almudevar, población de Huesca de donde era originaria esta rama de la familia Miret.

En 1900, ya existía el producto más conocido del laboratorio Natalio Miret, el Gastrol. Este específico se recomendaba para los dolores gástricos e intestinales y su composición era a base de carbonato sódico y magnésico y el subnitrato de bismuto, que se conocía tradicionalmente como “magisterio de bismuto”. También incluía las plantas medicinales Gonolobus Condurango y Chasmantera Palmata, el nombre científico del Colombo.

En 1910, el mundo de sobrecogió por la inminente llegada del cometa Halley, un gran cometa que orbita periódicamente y aparece próximo a la tierra cada 75 años. Millones de personas pensaron que llegaba el fin del mundo, y hubo muchos suicidios porque se temía una colisión y unos supuestos “gases cianógenos” que debía desprender dicho cometa.

La prensa se hizo eco del acontecimiento y personas como Natalio Miret aprovecharon para escribir artículos sobre él. Miret, por ejemplo, escribió un artículo en La Vanguardia con información astronómica del cometa y publicidad sobre su producto Gastrol.

Natalio Miret falleció en 1928, a consecuencia de un atropello por una motocicleta del que no se pudo recuperar. Así, el laboratorio fue heredado por su hijo Natalio Miret Casals.

Natalio Miret Casals se trasladó a Sabadell, y su laboratorio permaneció en funcionamiento hasta 1969, cuando falleció. Además del famoso Gastrol, también comercializó otros productos como Etiliform, en el año 1930; y el linimento Simon’s para uso humano y veterinario. El prospecto de este último, contiene unos artísticos dibujos relacionados con el deporte y su empleo veterinario.

 

 

Laboratorio Juan Miret Bas de l’Hospitalet

A finales del siglo XIX, Juan Miret Bas tenía una farmacia en la calle Laurea Miró de l’Hospitalet de Llobregat, donde antes de la Guerra Civil se celebraba una renombrada tertulia literaria y artística. De hecho, su hija Maria Miret Furné (1899-1970) vendió la farmacia y siguió el camino artístico especializándose en la decoración de vidrio esmaltado. También se convirtió en la primera solista del Orfeó Hospitalenc.

El producto más destacado de este laboratorio fueron los Confites Pectorales Miret, que ya se elaboraban antes de 1884.

Los Confites se publicitaban en la prensa catalana, como podemos ver en estos anuncios de 1896 de La Vanguardia y el Diario de Tarragona.

 

Otro producto a destacar fue el Rob Digestivo Miret, que no tiene nada que ver con el Rob-Vida Miret que hemos mencionado anteriormente.

     

Laboratorio Miret Marqués de Vilanova

Parece ser que este laboratorio también pertenecía a la familia Miret comentada al inicio del artículo. Vicente Miret Marqués (1892-1968) ejerció en Vilanova i la Geltrú desde 1926. Posteriormente se conoció como Laboratorio Miret Puig. De este laboratorio, disponemos de dos específicos que datan de mediados del siglo XX:

 

Laboratorio Miret de Zaragoza

Delfí Miret Agelet consta como farmacéutico, y colegiado en Lérida, desde 1926 hasta justo antes de la Guerra Civil. Lérida también fue la sede de su laboratorio hasta que se trasladó a Zaragoza.

Este laboratorio comercializó, como mínimo, a nivel nacional dos especializades farmacéuticas, Pyrsal y Fromiokola.

 

 

 

Català: Història de la farmàcia. Història del disseny gràfic. Història de la publicitat. Història del medicament. Història de la medicina.  Laboratoris Miret.  Presentem un article sobre els laboratoris Miret, Catalunya ( finals del segle XIX i principis del segle XX) . 

English: History of the pharmacy. History of the pharmaceutical industry. History of graphic design. History of advertising. The history of pharmacy and medication . Vintage medicines. Patent medicines. History of medicine.  Miret Laboratories.

We present an article about Laboratorios Miret,  Catalonia (in the late 19th and early 20th centuries).  

Français : Histoire de la pharmacie. Histoire du graphisme. Histoire de la publicité. Histoire des médicaments. Histoire de la médecine. Médicaments vintage. Laboratoires Miret.

Nous présentons un article sur les Laboratorios Miret, Catalogne (fin du XIXe et début du XXe siècle).